Los sí y los no del maquillaje

Los sí y los no del maquillaje

Más de una vez seguramente nos ha sucedido que nos estamos aplicando maquillaje cerca de una amiga y nos dice algo como “¿así te aplicas el corrector?, eso no se hace así” o tal vez estamos en Instagram y mientras bajamos en nuestro timeline nos encontramos con pequeños vídeos tutoriales donde apreciamos distintas de utilizar un labial y quedamos como que “¿Cómo se supone que es la verdadera manera en que debo maquillarme? ¿Lo que me enseñaron estará mal? ¿Moriré?”.

Principalmente no morirás, pero si puedes aprender los consejos básicos para aprender a maquillarte y defenderte en el mundo de la belleza.

Primero debes tener en cuenta que las maquilladoras profesionales, precisamente por su experiencia y sus conocimientos, en ocasiones tienden a “crear” sus propias formas de aplicar  los productos de belleza  que nosotras conocemos como lo son las bases, los correctores, los polvos, entre otros.

Ya que muchas de nosotras, las mortales, no podemos exprimirle el uso a estos productos, nos queda aprender la manera “adecuada” de emplearlos.

Comencemos con lo básico, antes de aplicar cualquier tipo de maquillaje a nuestro rostro debemos prepararlo para que éste no absorba en primera instancia las sustancias que una base, por ejemplo, contenga. Por ello, debemos aplicar una crema humectante antes. 

Ya que tenemos esto claro continuamos con los consejos, recuerda utilizar una base de maquillaje que sea del tono más exacto al color de tu tono de pie, Dentro de los errores recurrentes a la hora de comprar tu base de maquillaje es adquirir un tono más claro o un tono más oscuro, esto provoca que tu cara se vea de un color diferente a tu cuello por ejemplo. Para evitar este error procura adquirir tu base de maquillaje en tiendas donde existan probadores y aplícalo en tu cara, no en tus manos, así obtendrás la mejor opción del tono de tu base de maquillaje. También puedes pedir ayuda a las chicas del área de cosméticos para que te orienten sobre cual base de maquillaje va con tu tono de piel.

No utilices tonos de corrector extremos para cubrir imperfecciones. Utilizar un tono de corrector muy oscuro o muy claro logrará darle una acentuación innecesaria a tu maquillaje. El tono correcto para tu corrector debe ser uno o máximo dos más bajo que el tono que utilizas en tu base de maquillaje.

Un consejo muy importante para las chicas que no suelen usar maquillaje

 

 

 

 

 

 

muy a menudo es que si vas a arreglarte para diario, para hacer diligencias puntuales que no ameritan una producción elaborada, procura no llenar de capaz innecesarias tu rostro. Por ejemplo, si vas al banco, o vas a pagar algunas cuentas, aplica maquillaje solo en las zonas puntuales donde deseas disminuir desperfectos.

Finalmente chicas, tomen en cuenta que verte maquillada no es lo mismo que verte “pintada”. La época de los colores y looks exuberantes ha quedado atrás, ahora el maquillaje se trata de resaltar tus atributos de una forma sutil y natural. Aplica o acentúa el maquillaje solo sí tienes algún evento importante o una sesión fotográfica. En cualquier otro momento haz que tu maquillaje te haga lucir: fresca, natural, joven y sobre todo bien contigo misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *